Cementos Molins, a través de su filial Precon, ha adquirido el 100% de la empresa de estructuras de hormigón prefabricado Pretersa Prenavisa, propiedad del grupo inversor europeo Kartesia. La adquisición impulsará el crecimiento de Cementos Molins en soluciones prefabricadas de hormigón en España, Francia y Portugal, complementando su oferta de soluciones innovadoras y sostenibles para la construcción y ampliando su presencia territorial en estos países.

Pretersa Prenavisa, fundada hace más de 30 años, es una empresa dedicada a la ingeniería, diseño, fabricación y montaje de estructuras de hormigón prefabricado, con una marca muy reconocida por la alta calidad de sus productos y servicios. La compañía, con sede en Teruel, tiene un amplio catálogo de soluciones innovadoras que produce en tres modernas fábricas en España (localizadas en Teruel, Jaén y Segovia), con una superficie total de 835.000 m², prestando servicio a clientes en España, Portugal y Francia.

Cementos Molins está presente en el negocio de prefabricados en España a través de su filial Precon, empresa de ingeniería especializada en el diseño de soluciones prefabricadas de hormigón, que desde hace 70 años proyecta, produce e instala una amplia gama de soluciones prefabricadas para la construcción de edificaciones en general, obras públicas y líneas ferroviarias. Precon cuenta con diez fábricas situadas a lo largo de toda la geografía española.

Julio Rodríguez, CEO de Cementos Molins, ha destacado: “Con esta adquisición, Cementos Molins refuerza su negocio en España y crea un potencial de sinergias muy significativo con el resto de las operaciones de la empresa”. “Doy una calurosa bienvenida a todo el equipo de Pretersa Prenavisa; su profundo conocimiento y experiencia en el sector, su gama de prefabricados de alta calidad y su excelente servicio al cliente nos permitirán desarrollar nuevas oportunidades de mercado y dar un paso más en nuestra estrategia de crecimiento rentable y sostenible”, añade.

La adquisición de Pretersa Prenavisa supone la integración de unos 770 empleados en Cementos Molins y un volumen de negocio de 56 millones de euros en 2020.

Se trata de la quinta adquisición anunciada por Cementos Molins en 2021, tras la toma de control de Escofet, referente en hormigón arquitectónico y de espacios urbanos, la compra de una instalación de cemento blanco en España al grupo Çimsa, la adquisición de Calucem, segundo productor mundial de cemento de aluminato de calcio (CAC), y el acuerdo de compra del negocio de áridos y hormigón en Catalunya de Hanson Hispania. En total, las operaciones realizadas en 2021 representan una inversión superior a los 230 millones de euros.