La Federación de Áridos (FdA) ha realizado un análisis de las canteras y graveras del país, reconociendo 12 de las canteras propiedad de CEMEX con la Declaración Ambiental de Producto (DAP). Este certificado analiza el impacto ambiental de las canteras y graveras en España con el objeto de destacar solo aquellas con un desempeño competitivo, seguro, de calidad y sostenible.

La Declaración, también conocida como EPD (“Environmental Product Declaration”) y que tiene una validez de cinco años, es una forma de medir el impacto del producto, en este caso los áridos, en el medio ambiente. Las canteras y graveras de CEMEX que lo han obtenido -‘Lolita’, ‘Cambrillos’, ‘Los Rayados’, ‘Blancanieves’, ‘Galatxo’, ‘Les Cubetas’, ‘Montebosch’, ‘Cantera Llimpet’, ‘Calmo’, ‘Los Calderones’, ‘Sotopajares’ y ‘La Senyoreta’- están ubicas en Cataluña, Baleares, Madrid, Comunidad Valenciana y Castilla la Mancha.

El sistema que se ha seguido en todo el proceso ha sido análogo al de ANEFHOP, la Asociación Nacional Española de Fabricantes de Hormigón Preparado, contando con el Instituto Español del Cemento y sus Aplicaciones (IECA), y con la Universidad Politécnica de Cataluña para el desarrollo, con AENOR para la certificación y con ANEFA para la coordinación y supervisión técnica.

En este análisis, 12 canteras de CEMEX han superado con creces los estándares establecidos por la DAP, acreditando así su baja huella de carbono. “La obtención de la Declaración Ambiental de Producto de estas canteras supone el reconocimiento de la excelencia ambiental en nuestras graveras y canteras, al tiempo que un estímulo para seguir trabajando en esa línea en todas y cada una de nuestras instalaciones”, ha señalado Juan Diego Herranz, director de Materiales de CEMEX de Centro, Levante y Sur de España.