CEMEX ha participado en el proyecto ´El Bosque de los Zaragozanos, una iniciativa impulsada por el Ayuntamiento de Zaragoza y por la Fundación Ecología y Desarrollo (ECODES) con la que proyectan crear una zona verde de 700.000 árboles. La compañía cementera ha puesto su grano de arena con la plantación de 800 árboles en una hectárea de la zona de “Las Planas”, área cercana a su planta de hormigón de Cuarte de Huerva.

La jornada de plantación se ha dividido en dos sesiones. En la primera, ha participado un grupo de 60 alumnos de último ciclo de primaria del Colegio Internacional Ánfora de Cuarte de Huerva y en la segunda parte de la jornada, han participado los empleados voluntarios de CEMEX.

El Bosque de los Zaragozanos es un proyecto que centra su objetivo en mejorar la salud de los ciudadanos y aumentar la biodiversidad, disminuir al máximo la huella de carbono y fomentar la economía circular. Se trata de una iniciativa colaborativa de ciudadanos, empresas y diversas instituciones que quieren contribuir una ciudad más verde apoyando así los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Esta colaboración se alinea con los objetivos estratégicos de la compañía cementera en materia de descarbonización, sostenibilidad y política medioambiental.

En este sentido, la acción de reforestación se enmarca en la hoja de ruta del programa “Futuro en Acción” de CEMEX, que no solo contempla su propósito particular de descarbonizar el negocio, sino que también se compromete a desarrollar acciones que involucren a la sociedad para alcanzar una economía neutra en carbono. “Entre todos debemos contribuir a “Construir un mejor futuro” y nuestra compañía debe hacerlo como uno de los mayores proveedores mundiales de soluciones de construcción, con productos y procesos verdes y sostenibles”, explica Alfonso Conde, director de Operaciones de CEMEX en Aragón.