Cementos Molins ha dado a conocer recientemente sus resultados anuales 2019, periodo en el que el beneficio neto ha alcanzado los 90 millones de euros, lo que representa un crecimiento del 5% respecto al año anterior. En términos comparables de tipos de cambio y ajuste por hiperinflación de Argentina, el beneficio neto habría aumentado un 16% en 2019.

El buen resultado alcanzado en España, Argentina y Bangladesh se ha visto limitado por la contracción del mercado en México, la inestabilidad social durante el cuarto trimestre de Bolivia y la depreciación del peso argentino.

Los ingresos han ascendido a 797 millones de euros, lo que representa un aumento del 4% respecto al mismo periodo del año anterior (+15% sin variación del tipo de cambio), por una mayor actividad principalmente en España, Argentina y Bangladesh.

El EBITDA ha crecido un 5% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior (+15% en términos comparables sin variación de tipo de cambio). El margen EBITDA aumentó 0,3 puntos porcentuales, hasta el 24,0%.

Por lo que respecta a la deuda financiera neta, ascendió a 181 millones de euros a 31 de diciembre de 2020, similar al importe del 31 diciembre 2018, pero supone una reducción del 12% en términos comparables (tipo de cambio e hiperinflación de Argentina). El múltiplo Deuda Financiera Neta / EBITDA disminuye hasta 0,9x. Asimismo, la estructura de financiación del Grupo se optimizó en diciembre mediante una financiación sindicada por importe de 180 M€ vinculada a un objetivo de sostenibilidad.

En el capítulo de inversiones, durante 2019, Cementos Molins ha destinado 82 millones de euros, destacando la construcción de la nueva planta de Colombia, que ha entrado en operación satisfactoriamente durante el pasado mes de octubre, y la ampliación de la planta de San Luis en Argentina, cuya molienda ya está en funcionamiento. La inversión total del grupo en ambos proyectos es de 230 millones de euros.

Julio Rodríguez, consejero delegado de Cementos Molins, ha destacado que “2019 ha sido un año de crecimiento de resultados y consolidación de nuestra posición en el mercado que seguiremos impulsando en los próximos años con la ejecución de nuestro Plan Estratégico 2020-2022”.

Plan Estratégico 2020 – 2022
Por otro lado, el Consejo de Administración ha aprobado el Plan Estratégico 2020-2022 que tiene como objetivo un crecimiento rentable y sostenible basado en 5 ejes principales: sostenibilidad como eje central, eficiencia operativa, desarrollo geográfico, digitalización y personas.

Con este plan, se ponen en marcha 16 iniciativas estratégicas agrupadas alrededor de los 5 ejes prioritarios y el objetivo para los próximos 3 años es crecer en ventas un 4% de promedio anual, manteniendo el crecimiento del EBITDA en un rango entre el 6 y el 8% de promedio anual.

Siguiendo las directrices de la European Securities Markets Authority (ESMA) sobre Medidas Alternativas de Rendimiento (MAR), de aplicación obligatoria para la información regulada, la información y desgloses relativos a las MAR que se utilizan en esta Nota de Prensa se incluyen en la “Presentación Resultados 2019”, remitida por la Sociedad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.