Estos son algunos de los datos que se recogen en la última Memoria de Sostenibilidad que la Fundación Laboral del Cemento y el Medio Ambiente (FLACEMA) elabora y edita cada dos años, presentada el 12 de diciembre en la sede de la Fundación Cajasol en Sevilla. El documento aglutina los datos de los cinco grupos empresariales que forman parte de FLACEMA (Votorantim Cimentos, FYM HeidelbergCement Group, Cementos Portland Valderrivas, CEMEX España y LafargeHolcim) que, entre 2019 y 2021, invirtieron en Andalucía más de 34 millones de euros, de los que el 32% se destinaron a proyectos medioambientales.

Durante el acto de presentación de la Memoria de Sostenibilidad, el presidente de FLACEMA, Alan Svaiter, puso de manifiesto la difícil situación que atraviesa el sector en estos momentos, afirmando que “el incremento de los costes eléctricos, el nuevo escenario de comercio de derechos de CO2 y las dificultades con las que se están encontrando algunas fábricas andaluzas a la hora de valorizar, están mermando la competitividad para poder exportar”. Asimismo, señaló que en este escenario tan complicado, en el que también baja el consumo de cemento, el tránsito hacia la economía circular, la descarbonización, el reciclado y la valorización de residuos, contribuyen positivamente a paliar la situación.

Por su parte, los vicepresidentes de FLACEMA, José Manuel Rodríguez y José Miguel Sánchez, en representación de UGT-FICA Andalucía y CCOO del Hábitat Andalucía respectivamente, dejaron constancia de su preocupación por la situación actual del sector. En este sentido, manifestaron la importancia de seguir avanzado en la valorización energética de residuos que, además de mejorar el comportamiento medioambiental del sector, contribuye a garantizar el mantenimiento del empleo.

Descarbonización y economía circular
El director general de FLACEMA, Manuel Parejo, fue el encargado de presentar la Memoria de Sostenibilidad de la Industria Cementera Andaluza (2020-21), que es el reflejo de la contribución social y medioambiental de la industria cementera andaluza y de la importancia que este sector otorga a la descarbonización, a la economía circular y a las relaciones con sus grupos de interés.

Durante su intervención, Manuel Parejo destacó cómo el sector, durante los tres últimos ejercicios, aprovechó 696.496 toneladas de combustibles alternativos, cuyo contenido en biomasa permitió ahorrar 579.291 t. de CO2. Estas emisiones equivalen a las emisiones anuales de 495.000 coches.

El director general de FLACEMA también explicó que en 2021 Andalucía alcanzó un nivel de sustitución térmica en sus hornos del 39,2%, situándose por encima de la media española, pero por debajo y de la media europea, que se sitúa en torno al 52%. “Estos niveles de valorización han posibilitado evitar el vertido de más de 1,5 millones de t. de residuos en vertederos, así como un importante ahorro de combustibles de origen fósil”, subrayó.

En la Memoria de Sostenibilidad presentada se da cuenta del compromiso del sector con la seguridad laboral en sus instalaciones, persiguiendo el objetivo de “Cero Accidentes”, así como con la formación continua de sus trabajadores. De hecho, tal y como se desprende del documento, los índices de frecuencia y gravedad del sector se encuentran muy por debajo de los obtenidos por el sector de la construcción, el resto de las industrias y los índices medios observados en España y Andalucía.