La planta de Cementos Portland Valderrivas de Alcalá de Guadaíra en Sevilla, se ha convertido en un nuevo espacio cardioprotegido tras instalar un desfibrilador semiautomático que ha sido ubicado en un armario homologado y debidamente señalizado. Además, se ha realizado un curso homologado de formación en  reanimación cardiopulmonar (RCP) y manejo del Dispositivo Externo Automático (DEA).

Se trata de un soporte vital, ya que, en caso de episodios cardiacos, resulta imprescindible tener un desfibrilador a pocos metros de distancia. Cuando se produce un infarto de miocardio, la atención del afectado en los primeros minutos desde que este sucede es crítica para que aumenten de forma considerable sus posibilidades de supervivencia. De ahí que su uso sea fundamental hasta que quien lo sufre pueda ser asistido por los servicios de emergencia.

Con esta iniciativa, la entidad garantiza una mayor seguridad para sus trabajadores, tanto directos como indirectos, así como para los visitantes de la planta, al ser esta una instalación de grandes dimensiones y de importante afluencia anual de personas.

Renovación de emisoras en fábrica con sistema de mayor seguridad
Con el objeto de lograr una mayor seguridad de sus trabajadores, la fábrica ha renovado la totalidad de las emisoras que utilizan los trabajadores de la planta. El sistema, de última generación, elegido con la participación de los propios trabajadores y el Comité de Empresa, genera alarmas en caso de inmovilidad del trabajador, y permite su ubicación precisa, con objeto de que se pongan en funcionamiento los mecanismos del plan de emergencia a la mayor brevedad posible.