A través del proyecto LIFE Cerceta Pardilla y gracias al MITECO, al área de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid y a la asociación ecologista Naummani, el pasado 27 de septiembre se liberaron en la finca El Porcal, propiedad del Grupo Cementos Portland Valderrivas, veinte ejemplares de cercetas pardillas para intentar poner freno a su extinción.

La cerceta es el pato más amenazado de Europa y es una de las siete especies animales en situación crítica en España. Con el LIFE Cerceta Pardilla, España no solo conservará uno de los patos más emblemáticos de nuestro país, en peligro de extinción, sino también uno de los ecosistemas más importantes para la salud del planeta: los humedales.

El humedal de la finca El Porcal acoge a estas cercetas para que puedan reproducirse e intentar revertir su situación de peligro.